Privacidad de datos: un desafío para el sector financiero

Volver al blog
10 de mayo de 2022 Artigos

Garantizar la privacidad de los datos es uno de los mayores desafíos del sector financiero, que busca soluciones de ciberseguridad con el fin de evitar fugas de información sensible y pos...

Legenda da Imagem

A pesar de ser uno de los segmentos que más invierte en recursos tecnológicos de última generación para perfeccionar la experiencia de sus clientes, los bancos, las aseguradoras y otras instituciones del mismo sector enfrentan muchos desafíos relacionados con la privacidad de las informaciones internas y de sus usuarios.

Esto se debe al crecimiento en el flujo de transacciones financieras realizadas en medios electrónicos en la última década, lo que obliga a estas organizaciones a garantizar la máxima protección de los activos digitales, especialmente con el avance de los casos de fuga de información que provocan innumerables pérdidas.

¡Si tu empresa es del sector financiero y no quiere correr riesgos, la lectura de este artículo será fundamental!

 

Fraudes y filtraciones preocupan a las entidades financieras

En los últimos tiempos, empresas de gran importancia han ganado repercusión mundial cuando sus datos han sido invadidos y filtrados por ciberdelincuentes. El año 2021 incluso batió récords. Solo en América Latina, se registraron 91 mil millones de intentos de ataques en los primeros seis meses, según una encuesta de FortiGuard Labs.

La exposición de los casos causó numerosos perjuicios a las organizaciones involucradas. Además de la reputación de las marcas, las bóvedas también se vieron impactadas, como con la caída de las acciones en bolsa y, en casos de ransomware, con los pagos en criptomonedas.

Estas situaciones ponen en alerta a los representantes de las entidades financieras, dado que el sector posee una serie de información de alta complejidad que requiere un nivel de secreto aún más crítico.

 

Casos de fallas de seguridad y golpes en el sector financiero

Incluso con la fuerte inversión en tecnologías, recientemente se registraron exposiciones de datos vinculados a Pix, un método de pago electrónico instantáneo y gratuito ofrecido por el Banco Central de Brasil a personas físicas y jurídicas.

En enero de este año, el Banco Central informó que se filtraron más de 160 mil claves Pix, que estaban bajo la responsabilidad de un banco digital, debido a fallas puntuales en los sistemas de fintech. Entre ellos, sin embargo, no había datos sensibles involucrados, lo que no permitía actuar a los delincuentes.

Otros números alarmantes también hacen que las empresas aumenten su atención. Esto se debe a que, solo en los dos primeros meses de 2021, el Dfndr lab (laboratorio de ciberseguridad de PSafe) detectó más de 1,6 millones de intentos de estafa, un promedio de más de 17.000 ataques por día.

En el primer bimestre del mismo año se duplicaron los ataques de phishing, una estrategia de ingeniería social que induce al usuario a proporcionar información confidencial, como contraseñas y números de tarjeta.

Según una encuesta de Febraban (Federación Brasileña de Bancos), alrededor del 70% de las estafas en el sector se basan en la ingeniería social.

 

Soluciones que contribuyen a la seguridad de los datos en el sector financiero

Uno de los grandes destaques del momento, que aún se encuentra en etapa de implementación, es el Open Banking.

La solución es una iniciativa del Banco Central, cuyo objetivo es llevar más autonomía a los brasileños, permitiendo a los clientes de productos y servicios financieros compartir su información entre las instituciones financieras autorizadas por el BC de forma ágil y segura.

Aún con el caso mencionado anteriormente, Pix también es una novedad que ha caído en el gusto popular. Debido a su practicidad y con todo el apoyo de los bancos, que garantizan la seguridad del sistema, cerca del 71% de la población brasileña ya es adepta al método, según la última encuesta trimestral de 2021 realizada por Febraban.

La constante inversión en servicios financieros de calidad está en línea con la adecuación de las empresas a la LGPD (Ley General de Protección de Datos), que entró en vigor en 2020 en el país.

La confidencialidad, el principal temor de las personas físicas y jurídicas, se está cultivando con una estricta regulación en Brasil, que promueve un mejor tratamiento y gestión de las informaciones de registro, incluso en el sector financiero.

 

Protege a los activos digitales de tu institución financiera

Los servicios de ciberseguridad de Sencinet se desarrollan de forma estratégica y personalizada. Las soluciones ayudan a las empresas de todos los sectores a aplicar medidas adecuadas de seguridad de la información, brindando confidencialidad, integridad, disponibilidad y protección continua de activos y datos sensibles.

Además, todo está alineado según las individualidades de cada negocio y según el escenario actual.

¡Solo las empresas que se preocupan por innovar y crecer protegen sus datos con Sencinet! Haz Clic aquí para saber más.